Tag Archives: jovenes

Dancemos!

Había algo en la manera en que observaban aquellos jóvenes el vídeo que les mostraba… era la coreografía de Angels Margarit, concretamente de la pieza “Larandland”. Había algo de una escucha agudísima, una sensibilidad extrema en captar aquella danza extraña…
Y, para mi placer, ni siquiera se reían nerviosos o por vergüenza cuando, los cuerpos de un hombre y una mujer se tocaban en el contacto completo, entre cualesquiera miembros de esos dos cuerpos que se fundían… No os imaginais cuan precioso fuera ese silencio, esos minutos en que tres jóvenes bailarines árabes, observaban en la pequeña pantalla, aquella danza imposible, que en la remota infinitud de ese silencio, podían experimentar con su eterna alma…

Fotografía de internet pieza “Larandland” de Angels Margarit.

Unas palabras impactantes me sacaron de este encanto, eran de otro joven, él no practicaba la danza, “si bailas así en Palestina te pueden matar”, dijo.

En ese momento lo importante no era la violencia, ni la diferencia entre lo que sí y no “se puede”, sino lo que sí había en común; la observación neutral, de una enorme apertura, tan característica del alma.

Han sido cuatro intensos días de intercambio, en que hemos estado muy juntos. Durante la mañana, la tarde, la noche… nos hemos sentido muy conectados. Ha sido un intercambio de danzas pero mucho más allá de la forma, lo que hemos intercambiado ha sido la naturaleza de nuestro espíritu. Los espíritus de nuestras danzas se han encontrado, se han conocido, se han hablado.
Llegada la noche, en la habitación del Hostel, repasaba cada vez los ejercicios en busca de una pista que me señalara una buena manera de aproximarles la danza postmoderna.
Escogí este vídeo para darles algunas referencias. Pero no sabía como se lo ivan a tomar… Después de mucho buscar,

finalmente la obra de Àngels Margarit, concretamente la pieza “Larandland”, fue una composición que me encantó, y la escogí por significativa, por neutral, y por básica. Me llamó la atención la gran organicidad de la composición, y me llevó a pensar en la relación entre el paradigma de la ciencia y el surgimiento de la danza postmoderna.

Los países como Palestina están lejos de este paradigma y me pareció enormemente valioso que existieran las diferencias.

Fotografía de internet, pieza “Larandland” de Angels Margarit.

El vestuario, era apto para las sensibilidades del público árabe. El contacto entre los bailarines sucedía de una manera ligera, vacía de información que facilitaba que fuera entendida de una manera abstracta.

En la propuesta que les quería acercar buscaba la cualidad de la pereza, en el movimiento, en la coreografía. La combinación entre elementos repetitivos y simétricos.

Ellos me acercaban la danza “Dhabka” folklórica de Palestina. Es una danza muy bella, que se basa en el paso del salto y el juego de pies. Y donde el contacto con los demás sucede a través del ritmo y del encuentro de las manos. Los jóvenes, tan atentos, parecían llevarla corriendo por las venas. Cada vez que sonaba el tambor y la flauta de aquella deliciosa música, sus pies se ponían a danzar.

Por último, un pequeño detalle, no podíamos darnos explicaciones, ya que no hablábamos la misma lengua.

Escogí una forma de geometría dinámica como patrón, pero conectada con el alma por la calidad del movimiento enfocada en las sensaciones. Un ir y venir nada evidente, no se si resultó, pero pienso que sí.

Ellos estaban entregados y entregadas. Concentrados, enormemente pacientes. Cuan sensibles son estos bailarines y bailarinas! Increíblemente respetuosas y sensibles. Aunque algunos hablaban mucho entre ellos, la mayoría estábamos a la escucha del espíritu de la danza.

Qué maravillosa experiencia! Nunca les olvidaré…

‘Emigraciones’. Con Tair Lewin, Israel-Palestina

Las costas de Israel-Palestina son uno de los parajes preferidos de algunas aves migratorias, que llegan para pasar el invierno.

sunset-birds

Yo misma también he llegado aquí para pasar tres meses de invierno… Aunque mis planes estan lejos de la placidez de estas aves, yo apenas empiezo mi viaje y seguramente ellas entran en estas tierras cansadas y llenas de historias que contar!

Quisiera presentaros a Tair Lewin Shalem, una muy buena amiga mía. Berlinesa de origen judío, Tair tiene 28 años y vive aquí en Israel desde hace cuatro.
Tair trabaja como “clown” en un hospital israelí ,en la ciudad de Petah Tikva.  En el hospital hace reír a personas de todo tipo, pequeñas, adultas, musulmanas, cristianas o judías. Y tambien ha creado un personaje, que se llama Tai The Peace Worrier* (Tai la preocupada por la paz) que sale a las calles de Jerusalem a interpelar a las personas paseantes entorno a la paz, e intenta sacar peso al asunto haciendo que la gente se ría del conflicto. Podeis buscarla en facebook con bajo este nombre (Tai the peace worrier). tel-aviv-yaffo

Seguramente nos podrá dar una visión interesante sobre cómo viven los jóvenes judíos que emigran de sus países a Israel para encontrar en este país un hogar.

Tair y yo nos encontrámos en la costa de Tel Aviv-Yaffo, la parte más árabe de Tel Aviv, frente al mar Mediterráneo.aves-minimas

De fondo se escuchaba la llamada a la oración desde una mezquita. Una voz fina y clara que rápidamente me transportaba a otro lugar…

Zoe: Qué es esto? (Sonido de cánticos)
Tair: Esta es una ciudad musulmana, entonces hay mezquitas aquí. No tengo datos exactos pero yo pienso que aquí hay casi tantos árabes cómo judíos.
(Lo cierto es que no, lo buscamos en Internet y hay casi el doble de población judía que musulmana en Yaffo).
Z: Entonces los árabes viven juntos con los judíos en las ciudades de este territorio?
T: Hay muchos árabes que son judíos. No es una cuestión étnica sino de religión.
Z: Entonces, los musulmanes y los judíos conviven juntos en las ciudades.
T: Por supuesto que sí, en algunos barrios se logra una buena comunicación, en otros se vive en conflicto. Pero así es, musulmanes y judíos conviven en estas ciudades de Israel.

Z: Yo me quiero instalar en Nablus. (Ciudad en territorio Palestino), supongo que las ciudadanas palestinas vienen a comprar las cosas aquí a Tel Aviv… mercado-decadente

T:  Claro que no! Nablus es una ciudad como cualquier otra… con sus bares, tiendas, hospitales, la gente vive su vida. No es como un pueblo de refugiados que están allí viviendo en carpas…Nablus es una ciudad!

Z: Tenía entendido que las persona Palestinas no tenían derecho a la importación de mercancías por si mismos, que siempre tenían que pasar por las estructuras israelís…

T: Esta es una visión muy de la izquierda europea…
Z: Puedes enfadarte si quieres…
T: No estoy enfadada, solo que es frecuente que lleguen activistas europeas con una visión muy dicotómica de esto y tratan de imponerla a los que vivimos aquí… Cuando haces a una persona demasiado víctima también se distorsionan las proporciones!
Cuando se viaja está bien ser como una hoja en blanco, cuando llegas a otro país y más con tanta historia como tiene este, las cosas son complejas, tienen muchos matices, y no son tan simples. No me siento enfadada porque es algo muy humano, todos hemos sido manipulados culturalmente, en Europa también, por lo que nos han enseñado, por lo que vemos en los medios, pero esto siempre es una visión, está hecho por alguien y tiene una edición, es solo una versión. Al final depende de como quieres ver las cosas, como si decides aprender leyendo o si ves a través de las experiencias que vives… tair-en-la-playa

Z: El mundo es muy complejo para simplificarlo entre malos y buenos, aunque a veces sea más fácil hacerlo así….
T: En este territorio hay muchos pueblos, como antes de que llegaran los colonizadores Británicos, ya había aquí muchos pueblos con distintos credos. Aquí todavía hay los pueblos beduínos, que viven en el desierto, en sus carpas, y no les dejan hacerlo porque les quieren construir casas constantemente!… Hay situaciones de todo tipo.

Z: Qué crees que pasaría si hubiese un referéndum respecto a cesar la lucha y se llegase a un consenso con respecto al territorio?
T: Depende de con quien hables, cómo siempre, yo deseo que cese la guerra y que haya paz. Aunque aquí hay de todo, y después están las estadísticas,…la verdad es que hay en Israel una derecha muy fuerte, los israelís están escogiendo un gobierno de la extrema derecha. Por otra parte, yo pienso que la población está muy cansada de este conflicto y también busca la paz.

Pronto voy a entrar a conocer el territorio Palestino.

La inocencia también es muy importante para viajar. Como dice Tair, es preciso estar lo suficientemente en blanco como para leer el nuevo libro que se abre a cada territorio. Por mi parte lo tengo claro aunque el reto está siempre en ponerlo en práctica! Espero que todas las personas que leais este blog lo podais ver conmigo, desde el corazón a las manos.

*Un juego de palabras con “warrior” en inglés “guerrera” y “worrier” que significa “preocupada”.