Dancemos!

Había algo en la manera en que observaban aquellos jóvenes el vídeo que les mostraba… era la coreografía de Angels Margarit, concretamente de la pieza “Larandland”. Había algo de una escucha agudísima, una sensibilidad extrema en captar aquella danza extraña… Y, para mi placer, ni siquiera se reían nerviosos o por vergüenza cuando, los cuerpos … Continua llegint Dancemos!